Síntomas del derrame ocular

0
127
Síntomas del derrame ocular

Los ojos son una de los órganos más sensibles del cuerpo y como tal a veces sufren la ruptura de pequeños vasos sanguíneos. Es a lo que llamamos un derrame ocular. Cualquier lesión puede derivar en tales hemorragias y, en consecuencia, el ojo se tornará de un colorado aproximadamente intenso.

Síntomas del derrame ocular

En función de la causa que haya provocado el derrame y el tipo de hemorragia que sea podemos hallar diferentes síntomas. Es más, en ocasiones podemos encontrarnos con el ojo rojo y no conocer el origen. No obstante, es de vital importancia que prestemos atención a determinadas señales con la intención de discernir si es precisa la atención médica; y es que hay casos en los que la persona afectada podría perder la visión.

Síntomas del derrame ocular conforme su tipo

Hay múltiples géneros de derrames oculares y conforme como sea sus síntomas son diferentes. Estos son los principales síntomas:

Hemorragias subconjuntivales: En el ojo se apreciará una mácula roja cuyo tamaño puede ser muy pequeña o bien tan grande para ocupar todo el ojo, en concreto la esclerótica, que es el área blanca del ojo. Generalmente este tipo de derrames no son dolorosos y uno no se percata de que lo tiene si no se mira en el espejo o bien alguien le señala la rojez de su ojo. A veces sí que se siente cierta molestia, una sensación de sequedad o de tener algo dentro del ojo. Sin embargo, desaparece en cuestión de días.

Hemorragias en la córnea: Este tipo de derrames oculares sí que revisten gravedad y no siempre y en todo momento son perceptibles, especialmente si el iris es oscuro. El dolor es evidente y constante y la sensación va a ser como de presión. Además, se observarán otros síntomas como sensibilidad a la luz, visión turbia e inclusive hinchazón en el iris y al pupila.

Pese a todos estos síntomas no siempre y en todo momento somos capaces de advertir que tenemos una hemorragia en la córnea. Un derrame subconjuntival no requiere de ningún tratamiento médico puesto que la sangre irá desapareciendo poquito a poco. A lo largo de este proceso el ojo podría amarillearse débilmente pero no hay que preocuparse por esta razón. Por otra parte, la hemorragia corneal necesita una atención más profunda ya que de no emplear los tratamientos adecuados se podría llegar a perder el ojo.

Síntomas del derrame ocular según su tipo

Si creemos que tenemos este género de hemorragias tendremos que ir al médico inmediatamente a fin de que nos indique qué acciones debemos hacer. De manera frecuente tienen que ver con mantener el ojo cerrado con parches y gasas, siempre y en todo momento sin ejercer presión; y mantener la cabeza elevada al acostarse, de forma que se favorezca el drenaje de la sangre. Habitualmente la afección desaparece de forma espontánea mas si es muy grave se necesitará extraer la sangre quirúrgicamente.

¿Cómo eludir el derrame ocular?

Con más frecuencia de lo que imaginamos es la negligencia la que genera estos derrames oculares. No utilizamos gafas de seguridad para resguardarnos, practicamos deportes de contacto sin cautela alguna… La única forma de evitarlo es ser cuidadosos con nuestros ojos y cuidarlos como el enorme tesoro que son y si apreciamos los síntomas que hemos señalado debemos acudir al médico.

Comentarios

Dejar respuesta