5 ejercicios para tratar la Fascitis Plantar

0
178
fascitis plantar
 La fascia plantar es una banda gruesa de tejido que une los dedos y el talón del pie. Cuando el exceso de estrés se pone en el arco del pie, la fascia plantar se inflama, ocasionando un dolor punzante en el talón o bien en la planta de uno o ambos pies.

fascitis plantar

El dolor normalmente se produce al levantarse en la mañana y es probable que se repita asimismo a lo largo del día. En ocasiones los antídotos caseros, como el ejercicio, son suficientes para aliviar el dolor.

1- Estiramiento de la pantorrilla

Colócate en frente de una pared, con las manos a la altura del hombro, en la pared y pasa un pie hacia atrás, a una distancia cómoda y dobla lentamente tu pierna cara delante. Mantén los talones pegados al suelo, a fin de que sientas un suave estiramiento en la pantorrilla; mantén el estiramiento sin rebotar, y repite dos a 3 veces.

2- Estiramiento del arco

Sentado de forma cómoda en una silla, sujeta los dedos de los pies con ambas manos. Tira de los dedos de los pies cara atrás hasta que sientas el estiramiento del arco. Repite dos a tres veces.

3- Estiramiento del talón

Frente a una pared, pone los brazos en la pared, a la altura de los hombros; pasa una pierna hacia atrás y dobla lentamente la pierna, hasta el momento en que sientas un suave estiramiento en la pantorrilla o bien en el talón. No hagas rebotes y repite de 2 a tres veces.

4- Fortalecimiento del arco del pie

Dos movimientos asisten a robustecer el arco del pie:

– extender una toalla en el suelo y utiliza tus dedos para tirar del pie hacia ti, y repite de 2 a 3 veces.

– siéntate en una silla y coloca una pelota de tenis o bien golf bajo el pie; m ueve lentamente el pie hacia atrás y cara delante, rodando por debajo la pelota, y repite de dos a 3 veces.

5- Estiramiento del ligamento de Aquiles

Inclínate cara delante hacia una pared o bien una mesa con una rodilla doblada, y e stira la otra pierna cara detrás, con la rodilla estirada y el pie en el suelo, donde deberás sentir un suave tirón en la pantorrilla y el talón. Fuente Imagen thinkstock.

Comentarios

Dejar respuesta