Mitos y verdades del entrenamiento físico (Parte I)

0
445
mitos-2

Cuando queremos lograr los resultados que nos hemos propuesto en nuestro entrenamiento, ya sea en el gimnasio o haciendo Street Workout o Calistenia, debemos saber cuáles son los mitos y qué cosas son verdad de una buena rutina de ejercicio, por eso ahora te mostramos dos de esos mitos y verdades.

1. Sudar mucho nos ayuda a perder peso

Este definitivamente es un mito. Muchas personas creen que cuando sudamos estamos perdiendo peso y por eso se dedican a hacer ejercicios cubiertas con ropas gruesas o se envuelven en plástico o fajas para sudar más. Además, muchas de las personas que piensan que esto es cierto, van al sauna durante horas con la intención de sudar lo más que puedan.

Indoor bycicle cycling in gym

De hecho, además de ser un mito, esta práctica puede ser incluso contraproducente, ya que primero, solo perdemos agua, y al recuperarla, recuperamos el peso perdido, y por otro lado, esto puede evitar que quememos grasas, porque nuestro organismo no puede hacer esto si estamos deshidratados.

Además de esto, sudar en exceso puede causar algunas alteraciones importantes en las funciones que realiza nuestro sistema cardiovascular, así como de nuestro metabolismo y el sistema endocrino. En resumen, puede causarnos la pérdida de potasio y de sodio, provocando también calambres, por eso durante nuestro entrenamiento debemos mantenernos hidratados.

2. Los dolores musculares desaparecen si tomamos agua con azúcar

El dolor que aparece tarde luego de que hacemos ejercicio, como los dolores musculares al día siguiente de haber hecho piernas, por ejemplo, vienen más que todo cuando realizamos algún ejercicio luego de haber pasado tiempo sin ejercitarnos. Aparece al día siguiente y puede durar un par de días o a veces un poco más.

Recientes estudios han demostrado que esto no es producto del ácido láctico, sino que es causado por las microrupturas que se producen en las uniones entre músculos y tendones al hacer movimientos fuertes, a los cuales no estamos acostumbrados. Por esta razón, no es útil tomar agua con azúcar o bicarbonato.

mitos-3

 

La clave es empezar una rutina leve, con ejercicios suaves, avanzando paulatinamente hacia ejercicios más fuertes a medida que se va mejorando el físico. Por otra parte, si el dolor ya se ha producido, es preferible repetir el mismo ejercicio que lo produjo, pero a menor intensidad, antes que realizar otro distinto.

Como puedes ver, estos son solo dos de los mitos que se han creado al ejercitarnos, si quieres saber de otros, puedes leer nuestro artículo siguiente, donde te contaremos sobre dos o tres mitos y verdades que seguro no habías oído, o que quizás sí conocías pero no sabes si son verdad o no. Recuerda que para una vida sana no solo es necesario el ejercicio, sino que además debemos descansar bien y alimentarnos de forma balanceada.

Comentarios

Dejar respuesta